Recientes

lunes, 28 de mayo de 2018

LA INSEGURIDAD DEL ESTADO ES CONSECUENCIA DE LAS MALAS DECISIONES QUE HA TOMADO EL GOBIERNO


Este fin de semana volvió a pasar un acto de inseguridad lamentable. Un asalto armado en el centro comercial más concurrido de la ciudad, un lugar donde muchas familias pasan largas horas. Lo más preocupante de todo es que está empezando a ser costumbre cerrar la semana con noticias de esta índole. 

La semana pasada hubo un robo de 350mil pesos en un restaurante bar reconocido, en la avenida Colosio y en los últimos meses se ha registrado una ola de asesinatos como el lamentable caso del abogado que fue privado de la vida en su propio despacho. O el del empresario baleado a la salida de un gimnasio. 

Hace unos días apenas, un delincuente asaltó con violencia a una señora de la tercera edad, dejándola mal herida en su domicilio. Ese mismo sujeto ha regresado ya en una segunda ocasión, y ha vuelto a asaltar a esa misma persona adulta mayor, y nadie ha hecho nada para detenerlo. 

Aquí mismo en la zona oriente de la ciudad, es triste reconocerlo, pero los hechos de violencia e inseguridad, en las esquinas, en las plazas, en las calles, son una realidad cotidiana, dejando a gruesos segmentos ciudadanos, a miles y miles de familias, en un total estado de indefensión. 

Hoy somos una ciudadanía indefensa, y el nuestro es en el mejor de los casos un gobierno ausente que no sabe qué hacer con el problema. 

Hemos perdido el rumbo de la seguridad y la certeza que necesitamos para seguir creciendo, para seguir desarrollándonos. Así no se puede seguir adelante. 

Los gobiernos panistas, tanto estatal como del municipio de Aguascalientes, simplemente no están dando respuesta, ni le están cumpliendo a los ciudadanos en los temas de seguridad. 

Venimos a hacer eco de la preocupación de la ciudadanía por los altos índices de inseguridad que se viven y a exponer los preocupantes índices de delito que atraviesa el estado. Una crítica a los resultados mediocres que demuestra la falta de capacidad del PAN para tomar buenas decisiones. No es la primera vez y tememos que no será la última si no tomamos cartas en el asunto. 

Hace unos años, Aguascalientes mostraba índices de crecimiento de hasta el 13.2% (2014). En 2017, tan solo hubo un crecimiento del 0.3%, tres semestres consecutivos por debajo del promedio nacional. 

De ser el estado con mayor crecimiento nacional, hoy nos encontramos en el lugar 22 de 32. Como consecuencia, vivimos en un estado de incertidumbre que afecta directamente al desarrollo y la tranquilidad de nuestras familias. 

El primer año del gobierno panista tuvimos un índice de 6.2 asesinatos por cada 100 mil habitantes y en este año van 28 asesinatos en tan solo 5 meses. 

El robo a transeúnte ha crecido un 600%, a autopartes un 405%, a transporte particular un 299% y el secuestro un 200% según datos de la SESNSP, 2018. 

En apenas 4 primeros meses de 2018, se perpetraron en Aguascalientes 28 homicidios dolosos, uno de ellos fue feminicidio. Esto representa un 110 por ciento más que la tasa registrada un año atrás. 

El común denominador de todos estos indicadores es que hasta hace unos meses estaban bajo control en el último gobierno de nuestro partido, y todos sin excepción se han complicado en poco tiempo, durante las administraciones panistas en Aguascalientes. Esta es por cierto la tasa de homicidios más alta que registra Aguascalientes desde el año 1997. 

Por el contrario, y para contrastar acciones, durante los años 2010 al 2013, todos los índices de inseguridad se redujeron. Era un gobierno priista, el de Lorena Martínez. Los homicidios dolosos cayeron un 64.9%, los robos comunes un 5.6% y las lesiones un 11.3%. Hemos demostrado antes que tenemos la capacidad y a experiencia para hacer bien el trabajo. Como se debe. 

La inversión pública del estado está en peligro y no podemos permitir que se pierda todo lo que se logró del 2010 al 2016. Hemos perdido las garantías necesarias para mantener el orden. La delincuencia actúa con total impunidad y no existe capacidad de respuesta alguna. 

Aguascalientes merece un gobierno de altura que posicione al estado en los índices de seguridad y crecimiento económico que se habían logrado. Hagan bien su trabajo y si no pueden, que lo haga quien sí puede. Volvamos a invertir en la gente y recuperemos el rumbo. 

Frente a sucesos verdaderamente lamentables como los ocurridos durante los últimos días, no nos queda sino hacer eco de la voz de quienes formamos parte de una ciudadanía indefensa, para alzar la voz y exigir a las autoridades que hagan su trabajo. Nuestras autoridades le están en tal sentido, quedando a deber a las y los ciudadanos. Y hoy estamos aquí para denunciarlo. 

Son muchas las madres de familia angustiadas, compujidas y atemorizadas, que durante nuestros recorridos de campaña nos comparten su angustia, su miedo su pánico sobre lo que pudiera pasarles a sus hijos. La incertidumbre si van o no a regresar sanos y salvos al hogar. 

Ese es el mejor indicador que hoy nos apunta hacia el pobrísimo y muy lamentable desempeño del PAN como gobierno, al no poder dar respuesta a la genuina y legítima demanda suya, por una mejor seguridad en sus colonias y comunidades. 

Permea la zozobra y un sentimiento de impotencia e indefensión invade a nuestras familias hoy en día. Hemos perdido lamentablemente nuestra tranquilidad. Cuando las cosas se hacen bien, aunque se presenten algunos delitos, los ciudadanos no pierden su tranquilidad pues confían en que se castigará a los responsables y que se resarcirá el daño ocurrido. 

Por el contrario, cuando las cosas no se hacen bien, la tranquilidad se convierte en desconfianza y la desconfianza en una sensación de inseguridad. Las personas dejan de sentirse seguras en su colonia, al transitar en sus calles y, a veces, hasta inseguras en sus propias casas. 

Eso es lo que nos está pasando hoy en día y justo esto es lo que estamos denunciando esta mañana. 

Hoy debemos llamar la atención de la opinión pública, por la caída de estos indicadores en los últimos meses. Constituyen evidencia clara de la falta de compromiso de las autoridades del PAN para atender de raíz todos estos problemas. Hoy como consecuencia de ello, los delincuentes se pasean por la ciudad cometiendo sus fechorías, en la más palmaria impunidad. 

No venimos a criticar por criticar. Pero tenemos que señalar que nuestras familias perdieron seguridad y confianza bajo los gobiernos panistas. 

El cambio, por fin, del titular de seguridad pública estatal, después de que Lorena Martínez hizo la petición el pasado 05 de mayo para que hubiera este relevo, es solo el primer paso de muchos que deben tomar. Pero también es necesario que se sustituya al titular del área en el municipio capital. 

Lo más importante será el que regrese una vez más el Mando único a Aguascalientes. Para que haya a quién responsabilizar de lo que sucede. 

Exigimos al gobierno del estado, así como al gobierno municipal de Aguascalientes, una respuesta frente a todos estos legítimos reclamos ciudadanos de los que hoy hacemos eco aquí. 

El municipio de Aguascalientes tiene más de tres mil policías que necesita convertir en motor de respuesta a todas estas demandas de una mayor y mejor seguridad en nuestra ciudad. 

La alcaldesa debería gastar menos en publicidad y abocarse más a resolver los problemas de su corporación policiaca y su escasa respuesta a las familias de Aguascalientes. 

Las y los candidatos federales y locales del PRI, exigimos la renuncia de las autoridades de seguridad pública, tanto del Gobierno del Estado, como del Gobierno Municipal de Aguascalientes, si no demuestran con hechos que son capaces de atender. 

Si no pueden que se vayan! 

Que dejen que mejores cuadros asuman esas delicadas responsabilidades, pues con la seguridad de nuestras familias no se juega. Le exigimos al Gobernador y a la alcaldesa que a la brevedad den una respuesta a estas legítimas demandas. 

En materia de seguridad sabemos que hacer, porque ya lo hicimos antes. Por eso desde el Congreso de la Unión y el Congreso Local, las y los candidatos del PRI vamos a trabajar por: 

1. El mando único policial en todo el país y en cada estado de la república, necesitamos un responsable a quien exigirle cuentas. 

2. Que sea obligatorio para la federación, estados y municipios, implementar políticas públicas de prevención social de violencias y del delito. Porque debemos atender la raíz de los problemas; drogadicción que en los últimos 5 años se ha duplicado; la deserción escolar de jóvenes de secundaria y bachillerato, hoy más de la mitad de los jóvenes NO están en la escuela. Ya lo hicimos: línea verde y convive feliz. 

3. Fortalecer el servicio profesional de carrera policial, con más presupuesto para garantizar mejoras de salarios a nuestros policías, son condiciones laborales. 

4. Reformar el Art. 19 Constitucional y las leyes reglamentarias para incorporar el robo, como un delito grave, esto es, como delito de prisión preventiva oficiosa. Acabar con las puertas giratorias, donde por un lado entra el ladrón y por el otro lado sale. Tenemos que acabar con la impunidad. 

5. Impulsar el uso de la tecnología contra la delincuencia, por ejemplo: gestionando en el presupuesto y Gobierno federal recursos para instalar por lo menos 200 nuevas cámaras de video vigilancia. 

Como podemos ver, las cosas no están marchando por el rumbo correcto en nuestro querido Aguascalientes, bajo las administraciones del PAN. Con ellos regresó la inseguridad a nuestras calles y a nuestras colonias. 

Y esta es una situación que nosotros no debemos permitir. Por eso, los candidatos al Senado y a la Cámara de Diputados Federal y Local, venimos a demandar que con urgencia y sin dilaciones inexplicables, se tomen ya decisiones y se den respuestas. 

No se trata de venir a criticar sólo por criticar. Se trata de señalar, sí, aquello que no está marchando bien, y hacer eco de la voz de las y los ciudadanos para hacer que las cosas cambien y mejoren. Para que nuestras familias vuelvan a sentirse seguras y no atemorizadas ante los embates de la delincuencia. 

Necesitamos sumar nuestra voz a las de miles y miles de ciudadanas y ciudadanos que hoy sienten temor y miedo ante los embates de la inseguridad. 

Aguascalientes necesita volver a tomar buenas decisiones en materia de seguridad. Necesita volver a invertir en su gente; en nuestros jóvenes, con más oportunidades de superación y mantenerlos alejados del flagelo del crimen. 

Sumamos nuestro esfuerzo, para unir voluntades desde el Congreso de la Unión y ayudar a que Aguascalientes recupere la tranquilidad y la confianza en sus autoridades, a impulsar todas estas propuestas para hacer de nuestro estado, de nuestro muy querido Aguascalientes, un lugar tranquilo y seguro para vivir, como ciertamente habíamos estado acostumbrados y cuyos valores y referentes, no merecemos perder. 

Súmate por Aguascalientes !!!!!!!
« PREV
NEXT »

No hay comentarios.