Recientes

sábado, 17 de febrero de 2018

“MODERNIZACIÓN DEL TLCAN” CONFERENCIA IMPARTIDA EN LA UP, KENNETH SMITH, JEFE DE LA DELEGACIÓN MEXICANA EN EL TLC


“La última ronda para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) llegará a su fin con avances hacia la concreción de posibles acuerdos en telecomunicaciones, comercio digital, buenas prácticas regulatorias, e incluso en temas complejos como el automotriz, solución de controversias, compras de gobierno y textiles. Las discusiones avanzan en un buen ambiente entre los negociadores y creemos que existen los espacios para llegar a un acuerdo", dijo Kenneth Smith Ramos, jefe de la delegación mexicana para la negociación técnica en su visita a la Universidad Panamericana campus Aguascalientes, invitado por la Facultad de Derecho que dirige el Dr. Gabriel Domínguez García Villalobos, donde en el aula Panamericana del edificio IPADE presentó la conferencia “Modernización del TLCAN” ante un nutrido grupo de profesores, estudiantes y empresarios, encabezados por el rector del campus, Dr. José Antonio Esquivias Romero.

En su conferencia, el Dr. Smith destacó que las tensiones entre Estados Unidos (EU) y Canadá en la renegociación del TLCAN; la negativa del gobierno estadounidense para cerrar capítulos y la cercanía de las elecciones de México y de los otros dos países provocarán que la conclusión de las negociaciones pueda extenderse más allá de mediados de año, añadió que la agenda electoral mexicana no será motivo para acelerar el proceso. Para México el tratado deberá cumplir sus tiempos.

Dijo que podría haber avances en México por la buena relación qué hay entre el secretario Ildefonso Guajardo y el representante comercial de EUA Robert Lighthizer y la ministra de relaciones exteriores, Chrystia Freeland.

Destacó que hay avances en la mitad de los temas que se abordan en la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), pero que no se concretan porque no ha querido hacerlo Estados Unidos.

El Dr. Smith subrayó que eliminar aranceles en TLCAN fue clave, pero las cadenas de valor se fortalecen porque los 3 países se rigen por las mismas reglas comerciales

Señaló que el TLCAN fortalece las cadenas de valor en América en sectores clave: como el sector automotriz, aeroespacial y la agricultura en beneficio de los tres países. “La fuerza del TLCAN proviene de su trilateralidad: una región trabajando de la mano para competir con éxito en el mundo”

Compartió su experiencia señalando que, a lo largo de los días de negociaciones, sesionaron 30 grupos técnicos y participaron más de un centenar de funcionarios de los tres países. Como resultado de estos trabajos, se concluyeron el capítulo de Anticorrupción y el Anexo sobre Tecnologías de la Información y Comunicación, que se suman a los capítulos de PYMES y Competencia y al Anexo Sectorial de Eficiencia Energética.

Asimismo, se registraron avances significativos en los capítulos de Medidas Sanitarias y Fitosanitarias, Telecomunicaciones y Obstáculos Técnicos al Comercio, así como los Anexos Sectoriales de farmacéuticos, químicos y cosméticos. Los equipos intentarán concluir estos capítulos antes de la siguiente ronda.

Reconoció la disposición de Canadá y de EE.UU. para avanzar en los temas más complicados. Agregó que los tres ministros reconocieron el reto que presentarán las rondas subsecuentes y reiteraron su mandato e instrucciones a los equipos de los tres países para avanzar hacia una modernización exitosa, que beneficie a los tres países.

Sobre el sector automotriz destacó que es uno de los temas principales en el que México ha sido muy consistente enfocando las baterías en reducir costos y promover la competitividad; dijo que no ve un problema particular; destacó que Canadá propuso ideas específicas como modificaciones a la metodología de establecer valor de contenido regional pensando a futuro, sigue rechazándose el tema del contenido doméstico; subrayó que para el país este tema es fundamental y en la mesa se encuentra entre muchos temas, el del uso de acero y aluminio de la región a través de incentivos, no de obligaciones; investigación de desarrollo, entre otros. Agregó “les doy la garantía que en todo momento aseguramos que las decisiones no lesionen los intereses de la planta productiva nacional”.

En las conclusiones de su conferencia dijo:

“No crean que en caso de fricciones en las negociaciones se baja la cortina de acero y no hay comercio entre México y EUA, eso es falso. Si se enfrentarán retos importantes en productos como pickups, espárragos, productos textiles que es donde debe diversificarse el comercio” añadió que independientemente de lo que suceda en EUA que no sabe la manera en la que quiere desarrollarse con el mundo, México no caerá en la tentación de regresar al pasado con el tema de economía doméstica, esquemas proteccionistas, la economía global no permite hacer eso. 

Dijo que el grupo con el que trabaja garantizará que México será una economía abierta al mundo. Para México es lo mejor, es un gran reto junto con otras redes de tratados, implementación de reformas estructurales; finalmente los tratados deben ir de la mano con las reformas que se hagan en el país.

Destacó que México tiene una gran oportunidad en la modernización del TLCAN, no debe conformarse con un TLCAN como está, el país debe ver más allá del tema político inmediato, de la disyuntiva con la administración Trump, lo que pasará con el tratado. México tiene la oportunidad de mejorar su tratado de manera sustancial, de establecer un acuerdo que será el modelo para el comercio multilateral para los próximos 25 años, lo que situará a México en una ventaja muy importante con respecto a otras regiones.

Concluyó diciendo textualmente “vamos a seguir negociando para mejorar el tratado, no perdamos de vista la oportunidad que tenemos adelante”. 

Anunció que la Séptima Ronda de Negociaciones tendrá lugar en la Ciudad de México, del 26 de febrero al 6 de marzo de 2018.

Previo a su conferencia, convivió con los estudiantes de la FAR, Facultad de Alto Rendimiento de la Facultad de Derecho después compartió el pan y la sal con funcionarios de gobierno, empresarios y miembros de la propia Facultad de Derecho y el rector de la UP Dr. José Antonio Esquivias Romero.

En julio de 2017 el secretario de Economía designó como jefe de la Negociación Técnica de México para la modernización del TLCAN, a Kenneth Smith Ramos, a quien se le define como un experimentado negociador que conoce el acuerdo comercial desde 1993.

Smith Ramos fue jefe de la Oficina Comercial de la Secretaría de Economía en Washington.

De acuerdo a la definición que dio Ildefonso Guajardo, de quien eligió para negociar el TLCAN con Estados Unidos y Canadá, se trata de un mexicano, que trabaja con el gobierno de México desde las conversaciones de origen del pacto comercial en los años 90, con lo que cuenta con amplia experiencia en temas de comercio exterior.

Kenneth Smith es originario de la ciudad de México, tiene 48 años de edad y en los inicios de su carrera formó parte del equipo que negoció el TLCAN, con los actuales socios en la década de los 90.

El cargo en Washington, en el momento de su actual nombramiento, fue sobre temas comerciales bilaterales y de principal enlace del Gobierno mexicano con representantes de los sectores público, académico y privado de Estados Unidos.

Cuenta con tres décadas en el servicio público, donde ocupó puestos como coordinador general de asuntos internacionales de la Secretaría de Agricultura, en donde fue responsable de las negociaciones comerciales agrícolas y de los programas de cooperación internacional en materia agroalimentaria.

Fungió como director General de Asuntos Internacionales en la Comisión Federal de Competencia y la Dirección General de América del Norte en la Secretaría de Economía.

En su formación académica figura una licenciatura en Relaciones Internacionales y Economía por la Universidad de Georgetown y cuenta con maestría en Economía Internacional por la Universidad de Johns Hopkins, School of Advanced International Studies (SAIS).
« PREV
NEXT »

No hay comentarios.